El blefaroespasmo es una contracción involuntaria, espasmódica i repetitiva del músculo que envuelve el ojo i los párpados (músculo orbicular). Se trata de un síntoma relativamente frecuente i no tiene demasiada importancia. Existen situaciones i casos donde este temblor, puede indicar alguna patología más grave.

El blefaroespasmo normalmente se da en sólo un párpado. La más común, es que se dé en el párpado inferior. También suele aparecer de forma repentina sin causa aparente y desaparece de la misma manera. Por estos motivos, se conoce como un espasmo benigno.

 

CAUSAS:

En muchos casos, el origen de los blefaroespasmos es desconocido. Aunque, se han podido determinar algunas causas:

  • Sequedad ocular o irritación, tanto en la córnea como en la conjuntiva.
  • Alteración neurológica funcional del sistema nervioso central.
  • Efectos secundarios de alguna medicación
  • Estrés, ansiedad y fatiga general, sobretodo visual.
  • Compresión del nervio facial que da como resultado un espasmo hemifacial.

TRATAMIENTO

El tratamiento dependerá del factor por el cual se haya originado. Normalmente, i una vez descartado por parte del oftalmólogo otras patologías, las opciones terapéuticas más comunes son:

 

  • El tratamiento con lágrima artificial,
  • Reducir- medir el estrés,
  • Uso de gafas de sol
  • Y/o en muy pocas ocasiones, fármacos de vía oral.

Otra cosa que se puede hacer es hacer masajes en la parte del ojo donde se produce el blefaroespasmo, suavemente y durante 30 segundos de forma circular.

En los últimos años, se ha empezado a administrar inyecciones de toxina botulínica en algunos casos concretos y cuando el blefaroespasmo sea repetitivo e invalidante. Finalmente, y en casos extremos, existe la cirugía (miectomía del músculo orbicular) eliminando total o parcialmente, fibras musculares que ya no podrán ser estimuladas para contraerse.