Percepción de moscas volantes o telarañas

Se trata de hilos o puntos negros que se mueven y nunca se consiguen enfocar bien. Se denominan técnicamente miodesopsias, que significa visión de moscas en griego.
Se  trata de un fenómeno entóptico: vemos un objeto que está dentro de nuestro propio ojo pero que a veces parece real. Este fenómeno se produce cuando hay mucha luz ambiental y los pequeños cuerpos flotantes que existen en nuestro humor vítreo del ojo proyectan sombra sobre la retina. Percibimos el desplazamiento de esta sombra y nos puede parecer un objeto real, situado habitualmente en un lado. Si somos observadores casi todos podemos ver miodesopsias de pequeño tamaño, grises o traslúcidas, pero las veremos mayores y más oscuras si se produce un desprendimiento del vítreo, e incluso acompañadas de destellos de luz. Entonces debemos acudir al oftalmólogo el cual dilatará la pupila y explorará la retina con microscopio para detectar si se ha producido un desgarro en la retina o una hemorragia en el vítreo que deban tratarse preventivamente. Si existe un agujero es preciso sellarlo con impactos de láser para evitar un posible desprendimiento de la retina. El desprendimiento del vítreo se produce en edades más tempranas en los miopes, pero generalmente lo observamos a partir de los 50 años de edad.

 
 
¿Qué se puede trasplantar del ojo?

El tejido trasplantable más importante es la córnea, pero también se puede trasplantar parte de la esclerótica. La córnea es la lente de tejido de colágeno que hay delante del iris con forma de cúpula. Habitualmente no la vemos porque es transparente. Tiene nervios sin mielina y no tiene vasos sanguíneos para mantener su cualidad principal de transparencia. En la córnea hacemos el láser para las intervenciones de miopía y otros defectos de refracción. Habitualmente se utiliza tejido fresco de donante que se talla y se mantiene unos días en líquidos especiales.
Aún no podemos trasplantar la retina, el tejido noble que correspondería a la película de la cámara que es el ojo. Cuando se estropea la retina las células que la componen dejan de trabajar y la visión perdida no se puede recuperar.
Después del trasplante debemos empezar un tratamiento que evite el rechazo del tejido, que será atacado por nuestras defensas que no saben valorar el efecto beneficioso que tiene para nosotros.

 

 
¿Por qué se forma la catarata?

Dentro del ojo hay una lente que tiene la forma d’una lenteja de unos 11 milímetros de diámetro que es la encargada de enfocar la imagen en la retina. Esta lente se llama cristalino porque es transparente como el agua cristalina. Cualquier opacidad en su interior se llama catarata, debido a que antiguamente se creía que el humor viajaba desde el cerebro hasta el ojo. Hay más de diez tipos de cataratas, aunque la más frecuente es la que aparece a partir de los sesenta o setenta años y la llamamos senil o degenerativa. También pueden ser traumáticas, congénitas por infecciones o malformaciones, tóxicas por medicamentos,  por radiaciones y muchas otras causas. Para recuperar la transparencia la vaciamos conservando la cápsula y ponemos en su interior otra lente de plástico o silicona con las dioptrías que previamente hemos calculado.

 
 
¿Qué es el desprendimiento de la retina?

La retina es la capa más interna del ojo, se podría comparar al papel de la pared de una habitación redonda llena de líquido. Es la película de la cámara. Si se produce un desgarro o un agujero en esta capa fina y débil el líquido puede pasar por él, despegarla de la pared y hacerla caer creando una bolsa. Cuando se separa de la capa de células que tiene debajo la retina sufre y mueren millones de las células que la componen llamadas neuronas.
Por desgracia las neuronas no se reproducen, las que han muerto son insustituibles.
Es posible prevenirlo mediante el láser: tiene el mismo efecto que el que tendrían muchas chinchetas alrededor del desgarro provocando unas cicatrices pequeñas que adhieren la retina, impidiendo su separación. Esto debe hacerse antes de que la retina forme bolsa, a partir de este momento se requiere  una intervención quirúrgica mucho más compleja y se produce pérdida de visión por lesión de las neuronas que se han separado de su capa nutricia.
El desprendimiento de la retina es más frecuente en la miopía y en los pacientes operados de catarata.

 
 
¿Qué significa LASIK?

Es un acrónimo formado por las primeras letras de “Laser ASsisted In situ Keratomileusis”, que se traduciría libremente como “creación de un lentículo y modificación de la curvatura de la córnea con láser”. Es el tipo de cirugía ocular más frecuente de los últimos años en todo el mundo y se usa para tratar miopía, hipermetropía y astigmatismo o sus combinaciones. El Lasik es la técnica más popular, pero también utilizamos la PRK o “Photo Refractive Keratectomy” que significa “Eliminación de tejido corneal con fotons y finalidad refractiva” que es lo mismo que el Lasik sin crear antes el lentículo corneal. Para realizar el corte de la parte más anterior de la córnea usamos unos aparatos de gran precisión llamados microqueratomos o el láser de femtosegundos. Hay cirujanos que escogen una u otra técnica en función de su experiencia o de la disposición de material. Cuando hay muchas técnicas en lugar de una sola admitida por todos significa que probablemente todavía no es la ideal.

 
 
¿Qué síntomas da la presión alta de los ojos?

Por desgracia la presión alta moderada pasa desapercibida en la gran mayoría de casos. Sólo en el llamado glaucoma agudo existe dolor, duele la órbita y se acompaña de ojo rojo, vómitos y pérdida de visión importante. Este tipo de glaucoma es cada día más raro debido a la profilaxis con láser que hacemos cuando diagnosticamos un ojo de alto riesgo por la cámara anterior estrecha.
No existe otra manera de saber con seguridad la presión de nuestros ojos que medirla con el tonómetro de aplanación de Goldman, y esto sólo se realiza en la consulta del oftalmólogo, aunque existen modelos portátiles. La medida con tonómetros de aire es aproximada y por ello no es útil para el diagnóstico ni el seguimiento. Hasta el 3% de la población puede tenerla alta sin saberlo. Cuando está alta de forma sostenida se puede lesionar el nervio óptico provocando la enfermedad llamada glaucoma, una de les principales causas de ceguera en el mundo junto a la catarata. La toma de la presión debe ir acompañada de la medida del grosor de la córnea para ajustar el resultado. Una córnea muy gruesa da medidas de la presión excesivamente altas, y al corregirlas resultan normales. Muchas persones se posen gotas cada día creyendo que tienen la presión alta pero al corregir el resultado con el grosos de su córnea se descubre que no es necesario este tratamiento.

 
 
¿Dónde se ponen les lentes intraoculares y como son?

El ojo está vacío y las lentes pueden colocarse solamente en cuatro lugares.
El más usado es el saco capsular que queda después de vaciar el cristalino en la cirugía de catarata o en la cirugía refractiva con extracción de cristalino claro que se efectúa generalmente después de los 49 años. Por delante del cristalino existe el surco ciliar donde pueden apoyarse patas de lentes diseñadas para ir en este espacio. El iris sirve de soporte a lentes cuando queremos conservar el cristalino. Y finalmente en la cámara anterior se pueden fijar con patas en el ángulo camerular. Los materiales usados varían desde el metacrilato, los  polímeros acrílicos, las siliconas y otros. Pueden ser rígidas pero casi todas son plegables y se introducen cada día por incisiones más pequeñas, de menos de 3 milímetros, que no necesitan ni un punto de sutura. Hay algunas lentes que corrigen el astigmatismo (bitóricas), y algunas llamadas bifocales o acomodativas intentan restablecer con más o menos éxito la función de enfocar objetos próximos y lejanos.

 
 
Tengo el párpado hinchado, está rojo y me duele. ¿Qué puede ser?

La causa más frecuente de estos síntomas es el orzuelo, el chalazión, la blefaritis o una conjuntivitis.
El orzuelo es la infección de un folículo piloso, donde nacen las pestañas, se comporta como un simple grano pero en el párpado, con la consiguiente molestia. Con tratamiento antibiótico tópico y frío local cura relativamente rápido.
El chalazión en cambio es la acumulación de grasa en una glándula del párpado que fabrica aceite para la película lagrimal, tarda mucho más en curar debido a que la grasa tarda mucho en reabsorberse, y a veces dura hasta a cuatro o seis meses con fluctuaciones. Si es grande o antiestético se puede intervenir extirpando aquella glándula con su contenido sin complicaciones.
Puede tratarse de una alergia a un tratamiento con gotas (colirio) o con pomadas que provoca una reacción en la piel como un eczema con mucho escozor.
La conjuntivitis aguda, generalmente vírica y muy contagiosa, aparece en epidemias sobretodo en invierno, se diagnostica por los signos que la acompañan pero el tratamiento es poco efectivo al no responder a los antibióticos y puede durar cuatro semanas o más, e incluso dejar cicatrices en la córnea que disminuyen la agudeza visual durante un año.

 
 
¿Qué es un ojo vago?

Es un ojo que no ha conseguido enviar imágenes enfocadas al cerebro antes de los 7 u 8 años de edad. Técnicamente se denomina ambliope. Puede ser debido a un defecto de graduación, por estrabismo, por un párpado caído, la presencia de una opacidad en la córnea o el cristalino u otras causas. Si la visión no es nítida no se forman las conexiones normales entre la retina y el cerebro, y después de los 9 años no conseguiremos mejorar la agudeza visual aunque solucionemos la causa que la ha provocado. Por todo ello es fundamental una revisión a fondo realizada por un oftalmólogo de los niños y niñas de alrededor de 5 años de edad para estar seguros de que no sufren ningún defecto que pueda condicionar su agudeza visual en el futuro. Nuestra experiencia nos dice que las revisiones escolares no suponen ninguna garantía de visión normal.
El tratamiento es fundamental y se fundamenta en uno o más de los siguientes:
- Graduación exacta de la  gafa
- Oclusión del ojo con mejor agudeza visual
- Penalización con colirio de atropina del ojo bueno
- Colocación de prismas
Intervención del estrabismo, la catarata, o tratamiento de la patología que provoque la ambliopía.
 

Centre Ocular Quirúrgic de Terrassa
c/ Dr. Salvà, nº 5-7
08224 - Terrassa (Barcelona)
Tel. 93 537 20 84  Fax. 93 537 22 88
recepcio@coqt.cat

ÀPTIMA Centre Clínic
Plaça Dr. Robert 5
08225 - Terrassa (Barcelona)
Tel. 93 736 70 16 
aptima@coqt.cat

Clínica Oftalmològica Sant Boi
c/ Jaume I, nº 6
08830 - Sant Boi de Llobregat (Barcelona)
Tel. 93 640 20 19  Fax. 93 640 74 89
recepcio@cosb.cat

Go to top