• Bolsas palpebrales. Hay personas con tendencia a tener la piel redundante alrededor de los ojos y que va aumentando con la edad. Estas bolsas supenen un importante cambio estético en la cara de los pacientes.
    
    
  • Ptosi palpebral. Es el nombre que recibe el párpado superior anormalmente bajo. Se trata con cirugía con resultados satisfactorios.
  • Ptosis de las cejas. La posición anormalmente baja de las cejas ocasiona implicaciones estéticas y funcionales en algunos casos. Existen varias técnicas quirúrgicas (lífting frontal, cejaplastia directa) y otros tratamientos ( toxina botulítica o Botox ®) para elevar las cejas y mejorar la expresión facial y las molestias perioculares.
  • Tratamiento de las arrugas de expresión. Las arrugas del tercio medio y superior de la cara (frente, glabela, «patas de gallo») se tratan de forma satisfactoria de toxina botulínica (Botox ®) para conseguir un aspecto facial rejuvenecido. A veces se aplican tratamientos con peelings faciales (Ácido tricloroacético o TCA) para mejorar la calidad de la piel, eliminar manchas superficiales y arrugas finas.
  • Bolsas malar o festones. Reciben este nombre a las bolsas de piel caídas localizadas en la parte alta de la mejilla, bajo los párpados inferiores. Tienen causas diferentes por lo que se necesita una evaluación previa a establecer el tratamiento más adecuado. Rejuvenecimiento facial. Este término se utiliza para definir el conjunto de técnicas quirúrgicas (blefaroplastia, cirugía de las bolsas malares, lifting medio facial, lifting frontal) y tratamientos (toxina botulínica, peelings faciales (TCA)) que se utilizan para conseguir un aspecto más rejuvenecido de la expresión y la mirada de nuestros pacientes.
  • Rejuvenecimiento facial. Este término se utiliza para definir el conjunto de técnicas quirúrgicas (blefaroplastia, cirugía de las bolsas malares, lifting medio facial, lifting frontal) y tratamientos (toxina botulínica, peelings faciales (TCA)) que se utilizan para conseguir un aspecto más rejuvenecido de la expresión y la mirada de nuestros pacientes.