Cirugía de la vista cansada o presbicia

Cirugía de la vista cansada o presbicia 2017-10-24T17:27:20+00:00

1.- ¿Qué es la presbicia?

Es la pérdida de la elasticidad del cristalino debida a cambios en su composición que suceden con la edad. Condiciona que no se pueden enfocar objetos o letras cerca sin la ayuda de cristales correctores tipo lupa.

2.- ¿A quién afecta?

En nuestro continente el 30% de la población de menos de 35 años tiene un defecto de refracción.
Al llegar a los 50 años más del 90% de las personas sufrimos presbicia y tenemos que llevar gafas para ver de cerca.

3.- ¿Cuándo empieza?

La edad de comienzo varía entre los 40 y los 50 años. La mayoría de personas que no usaban gafas previamente nota la dificultad a los 45 y empieza a llevar gafas de cerca a los 47. Afecta menos a los miopes bajos, los que tienen de una a tres dioptrías, puesto que si se quitan las gafas pueden leer de cerca.

 4.- ¿Qué es la catarata?

Es la pérdida de transparencia del cristalino. Ocurre por cambios metabólicos o químicos. La cirugía es la única manera de recuperar la agudeza visual perdida y consiste en vaciar el interior del cristalino y poner una lente dentro de la cápsula que hemos conservado expresamente. Hace más de veinte años que durante esta intervención implantamos una lente monofocal, que tiene sólo un foco. Con esta lente se ve bien de lejos pero hace falta una gafa de tres dioptrías para enfocar de cerca.

5.- ¿Qué relación tiene la presbicia con la catarata?

Ambos fenómenos tienen su origen en el cristalino. El endurecimiento del cristalino es el comienzo del proceso de esclerosis que se produce con la edad, y no afecta a la transparencia, sólo a la capacidad de enfocar de cerca.

Con el paso de los años si los cambios en las proteínas del cristalino provocan opacidad lo llamamos catarata.Hay personas con miopía, hipermetropía o astigmatismo que tienen 50 años o más y por lo tanto también presbicia, y que no quieren llevar gafas de lejos ni de cerca. La única solución para ellos es una intervención como la de la catarata pero sin que todavía haya opacidad, e implantar una lente bifocal o trifocal.

En resumen, vaciar el cristalino y poner una lente multifocal dentro soluciona ambas cosas, la presbicia y la catarata.

6.- ¿Cómo se calcula la lente intraocular?

No podemos hacer como con las gafas o las lentes de contacto, preguntando al paciente si ve bien probando distintas lentes. El objetivo es poner una en el quirófano y que sea la correcta y dure muchos años.

Antes de poner una lente dentro del ojo debemos calcular las dioptrías que debe tener. En el caso de un astigmatismo además de las dioptrías de esfera debemos añadir las del cilindro y calcular en qué eje se debe implantar. Los aparatos de medida actuales usan láser en lugar de los ultrasonidos antiguos y son más precisos. Las fórmulas de cálculo de cuarta generación tienen menos errores, sobre todo en ojos de medidas extremas (muy cortos o largos) o intervenidos con Lasik o queratotomía radial. De todos modos en estos casos son habituales errores de graduación residuales.

A partir de los 50 años el ojo ya no crece, y una vez sacado el cristalino la graduación que quedará será mucho más estable y en los próximos años variará poco. Por eso recomendamos esperar hasta esta edad para operar la presbicia. El astigmatismo puede cambiar de eje con los años, y las lentes pueden moverse micras adelante o atrás dentro del ojo y por tanto puede que el paciente operado note cambios en la visión sin corrección de lejos.

Este cálculo cada vez es más preciso y queda menos graduación residual. Pero siempre puede haber un error y quedar por ejemplo media dioptría de miopía o de hipermetropía que hará que la visión de lejos sin gafas no sea perfecta. Esto el paciente debe saberlo y aceptarlo, es una limitación de la técnica y no un error de cálculo nuestro. Además las lentes se fabrican de media en media dioptría. Algunos modelos se hacen a medida pero son más caras.

6.- ¿Qué significa lente bifocal o trifocal?

La lente bifocal tiene dos focos, uno al infinito y el otro a 33 centímetros.

La lente trifocal tiene tres, los dos de la bifocal y uno a la distancia llamada intermedia, la de 50 cm aproximadamente, la distancia del ordenador o de la partitura de algunos instrumentos.

Estas lentes bi o trifocales están diseñadas y fabricadas con diferentes métodos y materiales. Son blandas y plegables. Se implantan dentro del ojo inyectándolas con un instrumento parecido a una jeringuilla. Actualmente hay tres modelos de tres casas comerciales que tienen pocas diferencias.

Las implantamos a los pacientes que llevan gafas progresivas (de lejos y de cerca) y quieren dejar de usarlas, y a los que operamos de catarata. En ambos casos se quita el cristalino.

7.- ¿Qué inconvenientes tienen estas lentes multifocales?

La creación de distintas zonas ópticas en una misma lente tiene efectos en la difracción y la refracción de la luz que pasa a su través y entra en el ojo. Se pueden ver los siguientes fenómenos llamados fóticos:

• Se puede ver un pequeño desdoblamiento de los perfiles de los objetos o las letras.
• Las lámparas tienen alrededor un anillo más o menos visible llamado halo.
• La visión de cerca es buena sólo si hay bastante luz.
• Es posible distinguir una sombra en el campo visual externo en forma de paréntesis a veces.

No todos los pacientes portadores de lentes multifocales notan ni valoran estos efectos indeseables de la misma manera. Hay mucha variedad de opiniones, y es muy difícil predecir si un paciente con catarata o con miopía que se quiere operar para ir sin gafas se quejará o no de ver estos fenómenos.

No tenemos ningún aparato para poder mirar a su través y ver como si estuviéramos operados con una de estas lentes. Esto nos permitiría decidir si nos gusta cómo vemos o si encontramos inconvenientes, y por tanto escoger entre una lente u otra.

Es cierto que al cabo de un tiempo variable (de una semana a tres meses) las personas nos acostumbramos a la nueva manera de ver y algunos de estos fenómenos se perciben menos que al principio.

8.- ¿Cómo puedo saber si me acostumbraré?

Si tienes catarata y tu visión es baja es muy probable que después de operado la visión mejore mucho y no te importen los fenómenos visuales acompañantes.

Si tienes hipermetropía o astigmatismo asociados a la presbicia y vas sin gafas de lejos, o llevas las gafas mal graduadas, tras ser operado seguramente quedarás contento de la mejora obtenida.

Si eres un conductor profesional o viajas mucho de noche no te aconsejaremos estas lentes multifocales debido a que las luces de la carretera, los de los arcenes y los letreros luminosos molestan al no verse de forma nítida, deslumbrar y tener halos.

Si tienes una agudeza visual baja en algún ojo, si tienes un ojo vago o ambliope, si sufres una degeneración macular asociada a la edad, o un estrabismo, te recomendaremos la lente monofocal de siempre y deberás llevar gafas de cerca.

Si has sido operado con Lasik de más de tres o cuatro dioptrías tu córnea ya no tiene la forma normal y se debe estudiar cada caso en particular. Probablemente no te aconsejaremos una lente multifocal.

Si tienes una profesión o un hobby que requiera una visión muy nítida como podría ser tirador de élite, joyero o relojero, arquitecto o topógrafo, o trabajas con colores o luces, no eres un buen candidato para llevar estas lentes multifocales. Te aconsejaremos una monofocal y deberás llevar gafas de cerca.

Si eres muy perfeccionista, cambias a menudo los cristales de las gafas debido a que no ves bien, o encuentras defectos en todas las gafas, o si tienes un ojo seco y te molesta siempre y te tienes que poner lágrimas, la visión con lentes multifocales seguramente no te convencerá.

En la visita para decidir la cirugía hacemos una topografía de la córnea y con los datos que obtenemos de la exploración y del interrogatorio podemos orientar los candidatos a lentes multifocales: Buenos o óptimos, normales o intermedios, y malos o no recomendables.

En los últimos tres años sólo he cambiado las lentes trifocales de un paciente por lentes monofocales porque no estaba contento con el resultado visual.

El diseño de las lentes multifocales para la corrección de los defectos refractivos y la presbicia mejora cada año y los nuevos modelos tienen menos inconvenientes.

Cada vez con más frecuencia nos piden en la consulta consejo sobre la cirugía de la presbicia para no llevar gafas porque tienen un familiar o un amigo operado con buen resultado visual.

Espero que este texto sea de ayuda, sirva para aclarar dudas y permita tomar una decisión más fundamentada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies